Se aproxima discusión sobre Ley de Infancias Transgénero

Escrito por Adriana Salas


El diputado capitalino de Morena que impulsa la reforma, Temístocles Villanueva, asegura que en el mes de julio 2020 se discutirá en el congreso de la ciudad de México el dictamen de la iniciativa de la “ley de infancias trans”. Esta iniciativa busca reformar el código civil y de de procedimientos civiles locales para convertir el trámite de cambio de género en un procedimiento administrativo ante el registro civil y no judicial como lo es en la actualidad. De ser aprobada dicha ley, crearía un antecedente importante para el resto de los congresos locales del país.


La iniciativa de ley sobre la cual ya se cuenta con un dictamen (es decir un “borrador de la ley” autorizado y listo para su revisión) supervisado por la comisión de Administración y Procuración de Justicia, contempla diversos cambios sustanciales al procedimiento de cambio de género para menores de edad, alguno de los puntos más notables propuestos son:


Realizar el cambio de género por medio de un trámite meramente administrativo y no mediante un juicio, como ya lo hacen las personas mayores de edad. De esta manera las personas menores no se verán en la necesidad de someterse a un tratamiento hormonal como lo estipula el procedimiento judicial además de que los gastos durante el trámite serán drásticamente reducidos.


En ningún momento del tramite será un requisito someterse a alteraciones corporales o dosis hormonales.


Se protege la capacidad de los menores a elegir sobre su persona a partir de los 12 años, el diputado asegura que los menores son capaces de tomar sus propias decisiones sobre su vida e identidad y los padres solo realizan la función de velar por sus derechos no a decidir por ellos.


La opción para realizar el cambio de género no tendría una edad mínima requerid. En caso de que el menor tenga menos de 12 años solo bastaría que uno de sus tutores lo acompañe durante el trámite.


La ley en cuestión ha causado controversia dentro de la opinión pública, postergando la discusión de este dictamen de ley por más de cuatro meses, diversos grupos consideran que una ley de tal importancia sobrepasa las facultades del congreso local, además aseguran que podría vulnerar los derechos de los padres y que no se toman a consideración diversos factores psicológicos por los cuales podrían estar llevando al menor a tomar esta decisión.


A todo esto, el diputado Temístocles responde que la iniciativa surge como una respuesta a la protección del interés superior de los niños, niñas y adolescentes y que incluso responde al llamado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que en ocasiones se ha pronunciado a favor del cambio a un trámite administrativo, en vista de la protección a la diversidad y derechos humanos.


Para aprobar esta ley se necesitaría de la aprobación por mayoría simple del congreso, es decir la aprobación por mayoría de los diputados presentes en ese momento en el congreso local. De ser aprobada, además de crear un precedente sin antecedentes en la legislación mexicana, sería el primer instrumento dirigido a los menores de edad, el cual contemplaría el respeto al acceso hacia los mecanismos que garantizan la protección de sus derechos y de la diversidad. La importancia de esto radica en que, como ya se mencionó, en la actualidad los menores que desean realizar este trámite son sometidos a un procedimiento inequitativo, tardado, de costo elevado y que por la naturaleza del juicio resulta en un proceso estresante y agotador.


Esperemos que este mes podamos ver los resultados sobre la votación, que los partidos dejen de lado sus conflictos políticos y se dediquen a legislar sobre lo verdaderamente importante: el bienestar de los niños, niñas y adolescentes de México.